ECUADOR: PREGUNTAS O COARTADAS?  

0 Comentarios

Socialcristianos enmascarados en gobierno seccional de Guayaquil plantean una consulta con 8 preguntas junto a elecciones de Asamblea Nacional Constituyente.
25 alcaldes (número de proponentes) han puesto a consideración del Consejo Provincial del Guayas la convocatoria a Consulta sobre ocho preguntas. En rigor, una parodia de mandatos constitucionales.
La Nación ecuatoriana existe. Sobre ella decide el conjunto. Argumentar desde un sector político que se oculta en el nombre de una provincia, por el ejercicio de una potestad administrativa, es forjar “argumentos” ajenos a la responsabilidad política que se ejerce y suprime la ética que requiere el debate acerca de la reestructuración del Estado ecuatoriano.
Las preguntas planteadas reflejan la estrechez y aprieto conceptual de la ideología que ha controlado y enajenado al Estado.


Pulsa en la Lupa para seguir leyendo:


    Se plantea la instauración de la cadena perpetua como forma de combate a algunos delitos, lo cual reduce la función justiciera que debe tener el Estado en la creación de factores antidelincuenciales y en el tratamiento del delincuente desde las demandas de rehabilitación. La justicia en manos del Estado debe superar el morbo antidelincuencial invocado para agravar penas con las que no se mejora el régimen judicial.

    Preguntar si quiere usted que la moneda única y permanente siga siendo el dólar es no advertir que en ningún Estado la moneda que circula es única. La única es aquella sobre la cual puede haber política monetaria, que a Ecuador le fue usurpada y es respecto de esta usurpación que la Nación puede volver a expresarse, por ejemplo, en favor de una moneda de la integración sobre la cual tenga voz y voto. La subrepticia oposición a la integración sudamericana en nombre del dólar –moneda única- es contraria al interés histórico de nuestros pueblos.

    La importancia de la autonomía no debe ser usada para despojarla de su eficacia en la unidad de la Nación. Debería definirse cuál es la “autonomía” que “se hace al andar” y cuáles sus límites. Si –como decía San Agustín- conocer el límite es estar en gracia, una autonomía sin fronteras podría ser la desgracia de la Nación y el Estado.

    ¿Quiere usted que se garantice el respeto a las libertades de expresión, de información y prensa? Es generalidad y vacuidad que no se cuestiona si se trata de libertades empresariales.

    En la frase comodín “economía social de mercado” cabrían todas las concepciones imaginarias, de la democracia ateniense hasta el Consenso de Washington. El poder usa esa expresión para ofrecer contenidos circunstanciales a su lucha contra “cambios indeseables”.

    ¿Se opone usted a que se creen nuevos impuestos? En general, la respuesta es sí, pero las vicisitudes de los Estados hacen que aquello no se haya observado jamás, en ninguna parte. Si no, basta preguntar al Estado más admirado y desarrollado del planeta.

    Al sector agropecuario le brindan los mejores deseos, entre otras cosas “costo del dinero, insumos, almacenamiento y venta a precios justos”.

    Por último, se pide sanción para el aborto. Respecto de lo cual sucesivamente se han manifestado discrepancias incluso al interior de diversas corrientes religiosas.

    El SI que pretende la Consulta podría contener la intención de “un país y dos sistemas”. Ello es comprensible en China, territorio que fue roto como consecuencia de un conflicto histórico nacional e internacional. Hoy, la recuperación de su unidad pasa por el reconocimiento de la unidad territorial, proceso que impone la convergencia transitoria de dos sistemas. No se trata del destino inverso que se presume para Ecuador.

    Seria preferible que las diversas tendencias políticas que predominan en la provincia del Guayas asumieran la responsabilidad de la Consulta y que no le imputen a la provincia la cualidad de escenario de pensamiento único, lo cual sí puede ser el principio de un premeditado y oculto fraccionamiento de Ecuador.


    Altercom
    Agencia de Prensa de Ecuador. Comunicación para la Libertad.
    Alfredo Castillo Bujase
    Abogado, economista y político ecuatoriano, autor de numerosos ensayos e interpretaciones sobre la realidad ecuatoriana. Presidente del directorio del periódico El Telégrafo, decano de la prensa ecuatoriana.


Vínculos a esta publicación

What next?

You can also bookmark this post using your favorite bookmarking service:

Related Posts by Categories