Intelectuales chilenos critican liberación de Posada Carriles  

0 Comentarios

Santiago de Chile, 20 abr (PL) El musicólogo chileno Juan Pablo González denunció la liberación de Luis Posada Carriles, acusado de múltiples crímenes en América Latina, y acusó a Estados Unidos de aplicar un doble rasero en su presunta lucha contra el terrorismo.

"Tiene un discurso contra el terrorismo que emplea según su conveniencia", agregó González ganador del Premio Casa de las Américas en el 2003. El profesor del Instituto de Música de la Universidad Católica de Chile insistió en que Washington, en ocasiones se acuerda de América Latina y, en otras, se olvida totalmente.
Es lo que acaba de ocurrir, opinó, porque aunque el presidente George W. Bush visitó recientemente a la región, decidió no extraditar a Posada Carriles a ninguno de los dos países soberanos cuya justicia lo reclaman.

Por su parte, el escritor Jaime Valdivieso, autor de unas 30 obras, calificó la medida como "una muestra más de la deslegitimización de Estados Unidos, que tiene los valores por los suelos". El también traductor y profesor de literatura hispanoamericana en varias universidades, dijo a Prensa Latina que, aparte de que Bush ha sido el peor presidente de la historia norteamericana, ha hecho que su país se desprestigie y los pueblos del mundo le pierdan el respeto.

Autor de la novela Ocaso de las buganvillas, Valdivieso dijo que la liberación de Posada Carriles constituye además un acto de odio hacia Cuba y Venezuela. El escritor chileno, quien vivió 10 años en Estados Unidos, sostuvo que en el pueblo norteamericana hay gente muy valiosa, que no se merece este desprestigio ético y moral.

Por su parte, el poeta Hernán Miranda comentó a Prensa Latina que Posada Carriles es "el terrorista más maligno de América" y el hecho de que esté suelto constituye una amenaza muy grande. Tras recordar el atentado de Barbados y otros cometidos por él en el Cono Sur latinoamericano, el directivo de la Sociedad de Escritores de Chile (SECH) y Premio Casa de las Américas (1976) consideró su liberación un "acto incomprensible".
Expresó, asimismo, "la justa indignación moral de los intelectuales latinoamericanos" y reafirmó su solidaridad con quienes reclaman justicia.

Vínculos a esta publicación

What next?

You can also bookmark this post using your favorite bookmarking service:

Related Posts by Categories