Dos preguntas… dos propuestas  

La Primera Cumbre Energética Suramericana y la Lucha por la Paz.

Entiendo que esta Cumbre de Altos Funcionarios de los Países Suramericanos, con una agenda de reuniones de los Ministros de Energía, de Relaciones Exteriores y de los Presidentes asistentes a este evento, viene precedida y aprobada por otra reunión de Jefes de Estados y Gobiernos realizada en Río de Janeiro en enero del 2007, con agenda previa, donde no está incluido el tema de la Paz, gracias a que no se cumplieron las premoniciones de la agencia estatal de información Rusa (NAVOSTI) sobre una intervención en Irán, posterior a la Resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, a finales de marzo, que impuso sanciones al gobierno iraní.

Aunque lo anterior pareciera ser un hecho desconectado de la agenda de la Cumbre, no es menos cierto que todas las intervenciones militares después del 11 de septiembre, por parte del gobierno de Estados Unidos y sus más cercanos aliados, han tenido que ver con el problema energético a nivel mundial. El solo imaginarse la aguda tensión que ocasiona la presencia desmesurada, nunca antes vista y que encabezan las fuerzas militares de Estados Unidos en el Golfo Pérsico, constituye un hecho de alta preocupación que no puede ser soslayado en esta Cumbre. Seguramente no será un punto central, pero sería inadmisible y reprochable que en las discusiones no se haga referencia al tema.

Lo que hoy le pasa a Irán (y no le pasa a Israel que en boca de su Primer Ministro reconoció o delató, no el enriquecimiento de uranio, sino la posesión de armas nucleares), no es el problema de un gobierno o pueblo acosado. Ustedes, asistentes a esta cumbre, saben muy bien que se trata de un plan estratégico y organizado por los que actúan como dueños del mundo debido al problema central que hoy afecta a la Humanidad y que en las próximas décadas se expresará fatalmente por la escasez de recursos vitales que tienen que ver con agua, energía y biodiversidad.

Saben ustedes que
Sigue leyendo Dos preguntas… dos propuestas... por primera vez en la historia de los ejercicios de guerra que realiza la OTAN en el Mar Caribe, entre el 30 de marzo y el 3 de abril, hizo presencia en Curazao el Grupo Marítimo Uno (SNMG-1), con una fuerza naval multinacional desproporcionada con relación a ejercicios anteriores y que no es una estupidez suponer que la intencionalidad buscaba sabotear o intimidar la asistencia a esta Cumbre Energética.

Lo anterior tiene su razón de ser, porque no habrá planes con intenciones humanitarias que salgan de esta Cumbre que no tropiece con el muro imperialista del gran capital mundial que hoy expresa su poder en esa fuerza aliada que hace presencia directa e indirecta en las aguas del Golfo Pérsico y muy cercano a ustedes, en el Mar Caribe.

No creo, y con todo respeto, que un Presidente como Lula, el más experimentado de todos los asistentes a esa Cumbre en las luchas donde se expresa la contradicción capital vs. trabajo, sea un ingenuo con relación a las implicaciones que se derivan de los acuerdos de esta parte de los países del Sur, más aún por el carácter y sentido de este evento. Esto lo digo con un propósito deliberado, porque en el mundo de hoy no tiene sentido asumir la Presidencia de un país sino se fusiona la lucha nacional a favor de la lucha internacional por la defensa de la Humanidad y el Planeta… esto nunca lo entenderán los que de manera inconciente asuman esta Cumbre o cualquier foro internacional como un negocio.

Dos preguntas:

¿Acaso la lucha por la Paz Mundial, la movilización de todos los pueblos del mundo con sus Presidentes y Jefes de Estado en primera fila, podría ser el preámbulo de eso que han denominado la demolición de este injusto Orden Internacional?

¿Tiene sentido que recursos naturales para la vida, hoy utilizados para la muerte, sigan siendo parte del usufructo de una minoría y fuente de acumulación del gran capital mundial?

Dos propuestas:

Que esta Cumbre Energética estudie la posibilidad de una Cumbre Mundial por la PAZ en Brasil (para muchos la Patria es América) que apunte a desactivar el escenario de guerra en el Golfo Pérsico y que asuma como propia las luchas por la paz en los distintos países del mundo, en especial, Iraq.

Que esta Cumbre Energética estudie la posibilidad de un Seminario Mundial, por ahora no vinculante, de intelectuales y militantes anticapitalistas y ecologistas con la firme orientación de presentar propuestas dirigidas a sacar de la lógica del capital lo que hoy constituye la razón intervencionista del imperialismo global: el agua, el gas y el petróleo; sin transnacionales, entre sus pueblos y gobiernos legítimos, hacia un intercambio justo y solidario.

juanafonso2002@yahoo.es

Vínculos a esta publicación

What next?

You can also bookmark this post using your favorite bookmarking service:

Related Posts by Categories