La Lucha Continúa  

0 Comentarios

Informe Congreso PSOL. Por Tito Prado
Hace un par de años que no visitaba Brasil y si bien seguía de cerca la situación política y el desarrollo del Partido Socialismo y Libertad, quedé asombrado de lo que vi en esta oportunidad pues creo que lo alcanzado hasta aquí es el resultado de la constancia de una orientación y una política que busca un nuevo curso para avanzar en el reagrupamiento de los revolucionarios a escala nacional e internacional. En ese sentido creo que el congreso del PSOL marca un hito sin precedentes que debemos valorar y asimilar debidamente.


Pulsa en la Lupa para seguir leyendo:

    Una inmensa carpa en la explanada de la Universidad Federal de Río de Janeiro, dio cobijo a más de mil militantes e invitados asistentes al I Congreso del PSOL los días 7, 8 y 9 de junio. Venidos de lugares tan distantes en este inmenso país, los delegados confraternizaban y debatían a toda hora en innumerables charlas y reuniones que se sucedían en los intervalos o fuera de las sesiones.

    Intelectuales de prestigio como Ricardo Antunes, Carlos Nelson Coutinho, dirigentes obreros y sindicalistas del Conlutas y la Internsindical, campesinos del MTL, estudiantes y representantes de distintas minorías se dieron cita en este evento que concitó también la atención de la izquierda latinoamericana que se hizo presente con representantes de partidos hermanos de Venezuela, Argentina, Perú, Portugal, Inglaterra, Suiza.

    Fue un congreso exitoso, tanto por el número de participantes (740 delegados, uno por cada diez militantes); su composición que reflejaba a los sectores sociales más dinámicos y luchadores; el entusiasmo y participación en los debates; las conclusiones que afirman el proyecto del PSOL como alternativa política al gobierno de Lula y finalmente el que se haya dotado de una dirección democráticamente electa en el Congreso.

    Destacó por sobre todas las cosas la fuerza del PSOL y el espíritu partidario que primó en el Congreso, a pesar que se trata de un partido de "nuevo tipo", con corrientes internas que se expresaron en las 13 tesis nacionales que se presentaron. De principio a fin, el ánimo colectivo, la convicción de que se va por buen camino, la contundencia de la política que identifica al PSOL se fue apoderando del recinto.

    Hay que atribuir esto a que el PSOL responde a una necesidad objetiva pues busca cubrir el vacío que ha dejado el PT, y de otro lado a que se ha afirmado en la conducción del mismo, la corriente unificada en formación entre el MES, y Poder Popular-MTL, que acreditaron la mayor cuota de delegados y que aseguraron la conducción del evento.

    El visible e innegable fortalecimiento del MES, que presentó delegados en diez estados con delegaciones mayoritarias en seis de ellos, es el resultado de una política triunfante que se basó en comprender al PSOL como un partido estratégico para todo este periodo de la lucha de clases, como una superación del PT, en donde lo que está colocado como tarea es la reorganización del movimiento de masas después del colapso del petismo y las organizaciones a él ligadas.

    El MES comprendió que eso significaba que el desenvolvimiento de su propia corriente estaba vinculada a la apuesta estratégica de fortalecer el PSOL como un todo. No es casual la convergencia entre MES y Poder Popular-MTL, ya que son las dos corrientes políticas que más se comprometieron con esa concepción política. A diferencia de aquellas que priorizaron su propia construcción dentro del PSOL, lo que las lleva a una lógica sectaria y al camino de oposición dentro del PSOL, algo muy difícil de sostener si no es en base a forzar una diferenciación, ya que pasar a ser oposición en un partido nuevo, que se esta formando con un método y una política que es a luces ciertas una superación del PT, termina siendo una concepción sectaria.

    Esa política fue importante para la convergencia MES PP/MTL ya que ambas fueron las fuerzas mas comprometidas en esa visión del PSOL. Al mismo tiempo fue lo que llevó, en el periodo de debate del precongreso, a construir una resolución común con Alianza Popular Socialista, corriente que no hizo parte de la fundación del PSOL y que ingresó al partido en el 2005-2006 cuando comprendió el agotamiento del PT. Un acuerdo en base a la comprensión común de que se abrió en Brasil un nuevo ciclo histórico luego de la bancarrota del PT, y que lo que estaba colocado para el PSOL es de convertirse en un partido de influencia de masas en base a una oposición de izquierda al gobierno de Lula, disputando en el terreno de la lucha de clases y en el electoral.

    El Congreso se dio esa polarización. De un lado quienes defendieron un proyecto de partido socialista centrado en la disputa de masas en base a un programa transitorio de reivindicaciones democrático antiimperialistas, y del otro quienes terminaron alineándose detrás de Plinio Arruda Sampaio que en base a la definición general correcta de que no hay mas reformas, defendió un programa socialista puro, lo que significa una política de propaganda en este periodo y no de disputa de masas. Ese bloque fue el CSOL corriente socialista de los trabajadores y la CST

    El PSTU y el Partido Comunista Brasilero, fueron los partidos invitados a hacer uso de la palabra en el Acto de apertura en mérito a que conformaron junto con el PSOL el frente electoral de izquierda. Eduardo Almeida, máximo dirigente del PSTU, no dedicó su intervención a afirmar esa alianza, no señalo ningún avance del PSOL, se limitó a pasar su política autoproclamatoria pretendiendo con ello mostrar otro camino diferente al PSOL para las delegaciones, teniendo un cierto eco en la de la CST.

    La CST, cuya corriente en Argentina viene de sufrir una nueva escisión, y el conjunto de ese bloque fue más lejos en su sectarismo con el proceso venezolano manifestándose en contra de la propuesta aprobada por el Pleno del Congreso de apoyar a las medidas progresivas de Chávez. También se hizo eco de las posiciones ultraizquierdistas del PSTU planteando que la derrota de Lula vía la lucha de masas está a la orden del día, contraponiendo esta política con la necesidad de tener una política electoral.

    Las resoluciones votadas dan una amplia mayoría a las posiciones alentadas por el MES – PP/MTL y APS. Heloisa se plegó a ellas y fue candidata a la dirección como parte de esa plancha distanciándose de su corriente histórica que presentó otra plancha.

    El Bloque formado por el MES tiene más del 63% de la dirección nacional con 11 de los 17 miembros de la ejecutiva. Se ha logrado un salto enorme, ya que este bloque mayoritario esta comprometido en construir el PSOL, y no sus corrientes. Esto significa que a partir de ahora el PSOL es un partido, mucho más que una suma de corrientes. Ese es el salto político que esta colocado con muy buenas condiciones de avanzar en Brasil y ser un referente para la vanguardia latinoamericana y mundial.

Vínculos a esta publicación

What next?

You can also bookmark this post using your favorite bookmarking service:

Related Posts by Categories



0 Comentarios: to “ La Lucha Continúa