Marea Socialista: revolucionarios deben buscar la verdad  

0 Comentarios

Ante la culminación de la IV sesión del Congreso del PSUV, Marea Socialista (MS) y otros periódicos y medios alternativos del proceso revolucionario, quisieron saber las opiniones de Stalin Pérez Borges, integrante de el Consejo de Redacción de MS, Coordinador Nacional de la Unión Nacional de Trabajadores y militante del PSUV.

Al respecto, Perez manifestó: “Es evidente que el Congreso es un hecho muy importante, donde mas de 1600 delegados hacen un enorme esfuerzo de movilización y participación para darle nacimiento a un nuevo partido. Asimismo, hay informaciones diversas de algunos funcionamientos incorrectos, y te quisiera hablar en nombre de los militantes del PSUV que editamos Marea Socialista y que ayer martes 19 hicimos una discusión sobre la situación nacional y un balanace del desarrollo del Congreso. Nos preocupa que pueda empeorar, por la orientación y tratamiento equivocado que se le ha dados a debates, como el caso Tascón; la relación entre poder constituido y poder constituyente; las declaraciones televisivas de integrantes de la Comisión de Apoyo solicitando subordinación del PSUV al gobierno”.

Pulsa en la Lupa para seguir leyendo:
    Stalin Pérez Borges abordó uno a uno estos tres temas: “El diputado Tascón realizó una denuncia, que un partido que se pretenda democrático, lo primero que haría sería realizar una profunda investigación, lamentablemente, apelando ala necesidad de la unidad que más que nunca necesita el partido y todas las fuerzas de la revolución, Chávez y/o la dirección del Congreso propuso la expulsión de Tascón. Es decir, se quiere criminalizar al que denuncia. Por esa vía –se quiera o no-, se protege al denunciado, dejando una sensación decepcionante. Es discutible si Tascón debió hacer la denuncia por otros ámbitos o la veracidad de sus pruebas, pero en todo caso, lo primero para los revolucionarios es buscar la verdad, y las formas ante la verdad es secundario. Si alguien denuncia un hecho de corrupción este debe ser investigado y no cubierto, porque se sienta un mal precedente intimidatorio, que deja a la defensiva a quienes quisieran hacer otras denuncias. Si vamos a aplicar las 3R ¿Porqué no podemos investigar una denuncia? ¿O caso se pretende evitar otras que hubiera contra sectores enquistados en funciones ministeriales o en gobernaciones y alcaldías? Me da la sensación, por los informes de los delegados, que Chávez debe reflexionar a fondo y abrirle paso a las bases en este y otros temas, en lugar de aferrarse a un entorno desprestigiado y responsable de muchos fracasos. Felizmente, el tema viene tomando otra forma y tratamiento por gran parte de los delegados, militantes del PSUV y otras organizaciones de izquierda. Los delegados del partido, con buenos reflejos y principios en lugar de expulsar a nadie propusieron investigar y garantizar el derecho de defensa para todos, que es en última instancia lo que Chávez debió haber propuesto y no hizo”.

    Sobre la relación entre el poder constituido y constituyente el dirigente sindical opinó lo siguiente: “La unidad en defensa del proceso revolucionario y para el nacimiento de un partido es muy necesaria, y desde ya hay que evitar fraccionalismo, pero sucede que este hecho no puede tapar una realidad: existe un importante sector, una corriente o tendencia oculta que desde las esferas del poder, que se ha dado popularmente en llamar poder constituido, utiliza mecanismos para controlar, callar o esconder críticas u opiniones diversas, lo cual constituye en si mismo un hecho fraccional no contra otro sector específico, sino contra el proceso revolucionario que necesita la máxima libertad de opinión y un fuerte control sobre los funcionarios. La necesidad de la unidad no puede anteponerse sobre los hechos de corrupción. Si no combatimos la corrupción, la burocracia e incapacidad no se va a rectificar nada, no van a regresar a votar los 3 millones de compatriotas que el 2D no lo hicieron e iríamos a una nueva derrota segura en las próximas elecciones. Para tratar de asegurar la unidad se necesita democracia y más democracia, tolerancia y eficiencia para los problemas sociales. Queda a la vista que una parte importante de ese poder constituido, al que hago referencia anteriormente, no quiere un verdadero proyecto socialista y tiene acuerdos con sectores económicos a través de los cuales se enriquece directamente o con figuras testaferras. Negar esta realidad que el pueblo conoce, intuye y comenta no tiene sentido. Por eso nos parece que intentar demostrar que el poder constituido y el constituyente son partes de lo mismo es irreal. Hay tantos problemas sociales no resueltos e incluso algunos provocados por integrantes del poder constituido, que se necesita elevar el poder de los sectores constituyentes, de las bases, de los verdaderos liderazgos de los movimientos sociales, de los más abnegados delegados, voceros y militantes del PSUV. En estos sectores es en donde hay que depositar el poder real, y esto debiera expresarse en la elaboración de las políticas; en las decisiones económicas; en la dirección provisoria que se elija; en los candidatos de las elecciones de noviembre, y en medidas concretas contra la burocracia y la corrupción. Insisto en la propuesta que en oportunidades anteriores he hecho, de imponer un tope máximo de sueldos a los altos funcionarios, en el control sobre sus bienes y en la separación de quienes incurran en hechos comprobados de corrupción desde el estado”.

    Finalmente, el director del periódico Marea Socialista se refirió a la relación entre el partido y el gobierno: “Algunos integrantes de la Comisión de Apoyo del PSUV estuvieron el sábado en Venezolana de Televisión manifestando que el nuevo partido debe subordinarse al gobierno. No se necesita demasiada inteligencia para ver que con ese tipo de declaraciones, buscan defender su poder y sus espacios y evitar a la vez que se pueda disentir con decisiones de gobierno o proponer otras cosas. Creemos que hay millones de bolivarianos y socialistas que esperan todavía que Chávez vea en toda su magnitud este problema, aunque en la última sesión pareció más bien acompañar y revalidar a estos sectores. Humildemente, creo que el PSUV, pero también los movimientos sociales, tendrían que poder construir propuestas económicas, políticas y sociales y plantearle al gobierno central que las aplique y las tome en cuenta. Por eso es equivocado pedirle al partido subordinación al gobierno. El gobierno es el que debe convocar y escuchar las propuestas de los delegados, voceros y militantes, también de las organizaciones sociales. Las medidas de gobierno y los propios funcionarios, deben ser parte de un proyecto colectivo discutido y conducido democráticamente, no elaborado por un pequeño entorno alejado de las bases, que después exige sacrificios y lealtad. Con toda responsabilidad digo que por este camino solo vamos a ir a nuevas derrotas y decepciones que utilizara la derecha contra el proceso. Quedan tres importantes sesiones del Congreso, esperamos y hacemos un llamado a los delegados y a los batallones a que propongamos con fuerza, a que no permitamos manipulaciones, a que hagamos valer nuestros derechos y enfrentemos cualquier intento de los sectores que pretenden a toda costa defender sus cuotas de poder. Este sería el mejor favor que podemos hacerle al proceso y a la revolución, antes que se demasiado tarde. ”.
    ________________________________________

    Por: Prensa Marea Socialista


Vínculos a esta publicación

What next?

You can also bookmark this post using your favorite bookmarking service:

Related Posts by Categories