27F: Nos sumamos a la Marcha convocada por la Asamblea Popular Revolucionaria de Caracas  

1 Comentarios

En un nuevo 27 de febrero…

A derrotar al imperialismo, a los que acaparan y especulan…

Fuera los burócratas y corruptos que debilitan el proceso


Miles de compatriotas de todo el país, llegarán hoy hasta Caracas, para conmemorar el 27 F, cuando cientos de miles enfrentamos el gobierno de Carlos Andrés Pérez, gesta heroica y digna, que nos costó muertos y heridos, por la salvaje represión sufrida. Pero el curso de la historia de nuestro país cambio en esas jornadas comenzando a romper la estructura política del régimen político adeco – copeyano que nunca mas pudo sobreponerse. Ya nada fue como antes, y fue sin duda la antesala que permitió la irrupción del movimiento bolivariano años después, hasta llegar a nuestros días. Hoy recordamos esa lucha, a nuestros muertos también, pero lejos estamos de querer darle a esta movilización un carácter recordatorio: mas bien la consideramos un momento oportuno, este nuevo 27 F, para luchar con mas fuerza que ayer contra nuestros enemigos externos, y contra sus cómplices internos.
Pulsa en la Lupa para seguir leyendo:
    Duro contra la agresión de la Exxón y el imperialismo

    Desde hace semanas venimos enfrentando un nuevo ataque del imperialismo contra nuestra soberanía por parte de la Exxon. No es un hecho aislado, es parte del ataque global que sufrimos desde el revés electoral del 2D y que ahora la Exxon, amparada por organismos internacionales de arbitrajes que son dominados por EEUU y otros países imperialistas, utiliza para arreciar su conspiración en contra de Venezuela. Lamentablemente, PDVSA sigue atada a esos organismos y se niega a salirse del CIADI, organismo jurídico de arbitraje internacional vinculado a la Organización Mundial de Comercio, como ya lo hizo Bolivia. Hay que salir de ese organismo, y si insisten con el ataque embargar bienes en el país de los países que nos están atacando. Tenemos que movilizarnos en defensa de PDVSA y nuestro derecho soberano a decidir cómo y para qué utilizamos nuestras riquezas energéticas, no podemos permitir que quieran llevarnos a la situación anterior donde dominaban a su antojo nuestro principal recurso natural.

    El petróleo debe ser completamente dominado por el estado y por los trabajadores y comunidades, para utilizarlo plenamente en nuestras necesidades. Al mismo tiempo, es evidente que hace falta un debate nacional y democrático sobre PDVSA, que permita sincerar las situación de nuestra empresa principal y accionar contra una tecnocracia con privilegios internos groseramente exagerados y que constituye una burocracia, igual a la de la IV república, que todavía domina su administración. No se trata de ser mayoría accionaría, sino de ponerla plenamente bajo el control y al servicio de sus trabajadores y de las comunidades del país.

    Expropiar las empresas que acaparan y especulan

    Parte de ese ataque oligárquico e imperialista, es el desabastecimiento, la especulación, el alza de los precios y el acaparamiento. Como otras veces en la historia, quieren generar malestar, caos, crisis, para ir erosionando a sectores de la población que están con el proceso revolucionario, dejando la sensación que por culpa de este proyecto ya no hay ni leche, ni pollo, ni nada. Así buscan seguir debilitando el proceso y colocar a la oposición en mejores condiciones para las elecciones de noviembre. A tan siniestro plan, solo podemos derrotarlo con medidas más contundentes que favorezcan a los sectores explotados, base de apoyo de este proceso. En primer lugar garantizando que no haya más aumentos de precios sobre las artículos de primera necesidad de las familias, y otorgando un inmediato aumento general de salarios, para que la inflación no la suframos los más pobres del país.

    El gobierno a lanzado los PDVAL, ha comenzado algunas sanciones todavía muy leves contra algunas empresas. Con esa tibieza no vamos a derrotar el sabotaje. Chávez debe tomar medidas acorde a la gravedad de la situación: cada empresa que acapara o especula debe ser expropiada y puesta bajo el control de los trabajadores y las comunidades, para que discutan junto a los Consejos Comunales como producir y donde distribuir. Los créditos deben acelerarse para las comunidades campesinas, los desarrollos endógenos o nuevas empresas de producción socialista, para que produzcan mucho más y comiencen a cubrir mejor las demandas dentro de una plan de relanzamiento agroalimentario. También mejorar las importaciones, basta de privilegios para automotrices y otros rubros innecesarios, prioridad para la importación hecha directamente por el estado de alimentos y medicamentos necesarios. Profundizar la lucha contra el desabastecimiento, aquí se necesita mano firme desde el gobierno, y sobre todo que nos involucremos como pueblo, a través de las organizaciones sociales, los batallones del PSUV, los sindicatos de alimentación, todos a la calle a denunciar, a controlar e investigar empresas, y a poner a producir cada lugar que expropiemos a los saboteadores. Y a solicitar también la reestatización de SIDOR, así como las exigencias contractuales de sus trabajadores; para que esa rama de la industria, la más importante del sector metalúrgico, vuelva a nuestras manos en función del desarrollo nacional.

    Basta de burocracia: poder de decisión para el pueblo y sus organizaciones

    Estamos claro que tenemos enemigos… y muchos, pero no todos están en el exterior, ni dentro de las grandes empresas privadas nacionales; tenemos fuertes enemigos en el propio proceso, desde integrantes del alto gobierno, pasando por los ministerios e instituciones, gobernaciones y alcaldías, en todos los lugares hay sectores de esa nueva burocracia enriquecida, amigas de los grandes empresarios, que se visten de rojo y actúan como en la IV República. Ellos hablan de democracia en el PSUV pero manipula a sus honestos delegados en el Congreso. Ese gran sector enquistado en las esferas del poder, es uno de los mayores peligros para el proceso revolucionario. No quieren un rumbo socialista, no permiten que el pueblo se exprese y decida, su único objetivo es frenar, controlar y desmoralizar la voluntad de cambio del Pueblo Bolivariano. Su plan es contribuir a generar una situación para promover el pacto con la derecha opositora, de tal manera de garantizarse los privilegios que han venido acumulando en estos casi 10 años de proceso.

    Quienes organizamos esta hermosa movilización unitaria, tenemos que articular la lucha contra la burocracia del proceso, es de vida o muerte que estos sectores no se sigan fortaleciendo, en esa lucha se juega el futuro del proceso revolucionario. Exijamos medidas concretas: sueldos máximos a todos los funcionarios, control de sus bienes, investigación a fondo por los movimientos sociales de todos los denunciados por corrupción. También, que se abran los ministerios al pueblo, basta de funcionarios de oficina que deciden entre ellos, que se convoque a todas las organizaciones obreras, campesinas y populares a debatir las grandes medias económicas y sociales, exijamos un protagonismo real en todos los temas, y a la vez vayamos construyendo un ejercicio revolucionario desde abajo, en cada empresa, en cada comunidad, donde colectivamente propongamos soluciones a nuestros problemas, y los funcionarios que no estén a disposición de esto, que se vayan.

    Para profundizar el proceso…demos esta lucha en todos los terrenos

    Este 27 de febrero, nos encuentra en un año decisivo para la revolución. La derecha viene con todo y va continuar su sabotaje, Chávez no termina de decidirse a avanzar en medidas duras contra el poder capitalista y de esa forma le da oxigeno a este poder y a la burocracia gobernante. Pero en todo el país las bases, las organizaciones populares, los que honestamente creen y construyen el PSUV, todos dan una pelea enorme que debemos apoyar. No podemos perder ningún espacio, ni social ni político, la defensa de cada trinchera es una pelea decisiva que tenemos que dar junto a los más honestos y consecuentes militantes que quieran profundizar el proceso. En el PSUV, en los sindicatos clasistas, en el campo, en las universidades, en las comunidades…en todos lados vamos a luchar unidos. Así como construimos esta movilización, sigamos organizando la Gran Asamblea Nacional de los Movimientos Populares, Obreros, Campesinos e Indígenas, y confluyamos también, los que estemos dispuestos, en la formación de una corriente política revolucionaria, por la profundización de la revolución. Que en todos los sectores sociales y políticos, luche por derrotar los planes imperialistas y los burocráticos, para avanzar en un verdadero proyecto socialista.

    Conquistemos en la Calle

    lo que no logramos en el ReferendO


    Marea Socialista


Vínculos a esta publicación

What next?

You can also bookmark this post using your favorite bookmarking service:

Related Posts by Categories



1 Comentarios: to “ 27F: Nos sumamos a la Marcha convocada por la Asamblea Popular Revolucionaria de Caracas


  • 1:30 p. m.  

    Hasta la victoria siempre, VENCEREMOS!!!