EL PENTAGONO QUIERE PROHIBIR BLOGS  

0 Comentarios

El nuevo reglamento OPSEC Army Regulation 530-1 exige a todos los soldados obtener permiso de sus superiores antes de publicar cualquier escrito en foros, blogs e incluso en los emails que mandan a sus familiares.
Los blogs de militares del ejército de los EEUU, especialmente aquellos cuyos autores están destacados en Irak, han sido una gran preocupación para el gobierno y para la burocracia militar estadounidense, que se ha ocupado en algunos casos de censurar los contenidos de estos blogs. Conocidos como milblogs entre la comunidad uniformada, estas “bitácoras de la guerra” - usualmente redactadas por soldados, y no por oficiales - constituyen la única voz autocrítica dentro las filas castrenses . Pero un nuevo reglamento de “seguridad de operaciones” parece diseñado para erradicar esa preocupación de forma definitiva.

“Han puesto el último clavo en el ataúd de los blogs de combate”, dice Matthew Burden, soldado retirado y compilador del libro The Blog of War, un defensor a ultranza de los soldados bloggeros. “No más blogs de militares escribiendo sobre sus experiencias en la zona de combate. Esta es la mejor forma de Relaciones Públicas del Ejército, la voz más honesta allá en el frente. Y la están silenciando”.Un nuevo reglamento, llamado OPSEC Army Regulation 530-1, exige a todos los soldados obtener permiso de sus superiores antes de publicar cualquier escrito en foros, blogs e incluso en los emails que mandan a sus familiares. De no hacerlo, dice el reglamento, están sujetos a una corte marcial, o una “acción administrativa, disciplinaria, contractual o criminal”.
La revista Wired consiguió el documento, que especifica la nueva regulación el párrafo 2-1 (g) llamado “Responsabilidades de todo el personal del ejército”:(g) Consultar con su supervisor inmediato y su oficial de OPSEC (Operations Security) para una revisión de OPSEC previa a la publicación o posteo de información en un foro público.(1) Esto incluye, pero no se limita a, cartas, currículum vitae, artículos para publicación, correo electrónico, posteo en websites, posteo en web log (blog), discusión en foros de Internet, discusión en tableros de mensajes de Internet, o cualquier otra forma de diseminación o documentación.(2) Los supervisores aconsejarán al personal para asegurarse de que información sensible y crítica no sea revelada. El oficial de OPSEC de cada unidad u organización recomendará a los supervisores los medios para prevenir la revelación de información sensible y crítica.No sólo los soldados están sujetos a estos reglamentos: los empleados de contratistas del Ejército, civiles que trabajen en el ejército y hasta las familias de los soldados deben apegarse a la regulación 530-1.Jeff Nudge, soldado condecorado por su servicio en Irak y autor del blog Dadmanly dice a Wired que “muchos comandantes sentirán que no tienen más opción que prohibirle escribir blogs a sus soldados, o hasta el e-mail. Si yo fuera un comandante, y creyera que cualquier resbalón me costaría caro, lo pondría muy fácil: nada de blogs”. Nudge acota: “creo que esto implica el fin de mi blog”.
El autor de la nueva regulación es el Mayor Ray Ceralde, que defiende el documento diciendo que las reglas no serán en realidad tan estrictas como parecen, dependiendo de la unidad militar de la que se trate. Vía email, el Mayor Ceralde le dijo a Wired:“No sería práctico revisar todas las comunicaciones, especialmente las privadas. Algunas unidades requerirán que los soldados registren su blog con la unidad, para propósitos de identificación, con chequeos ocasionales tras la revisión inicial. Otras unidades pueden requerir una revisión previa a cada post”.Para el oficial, lo importante no es lo que el soldado diga, sino la clase de información que los enemigos pueden encontrar “útil”. Ceralde cuenta la anécdota de que en enero de 1991 (justo antes de la Guerra del Golfo), el número de vehículos estacionados en el Pentágono y las pizzerías que hacen delivery en la zona notaron un aumento significativo de las llamadas desde la base militar. “Estas observaciones son indicadores, información no clasificada que está disponible para todo el mundo…. de que la Operación Tormenta del Desierto estaba a punto de comenzar”.Pero para los milbloggers, lo que Ceralde hace es “tratar a los reporteros como si fueran infiltrados de Al-Qaeda“.
Algunos se declaran en rebeldia.John, un reservista destacado en Irak, escribe a su colega de Dadmanly: “Si el ejército cree que pueden impedir que este reservista escriba en su blog, pueden besarme el trasero”.

Vínculos a esta publicación

What next?

You can also bookmark this post using your favorite bookmarking service:

Related Posts by Categories