Consejos para muchos revolucionarios como Mario Silva  

0 Comentarios

Esta escrito y comprobado que todo buen revolucionario busca la transformación de un estado explotador y entreguista en un estado de igualdad y justicia, aunque el diccionario de la derecha le de a la palabra significados denigrantes y atemorizantes. Hombres como Jesús de Nazareth, Simón Bolívar, Ernesto (Che) Guevara y Ali Primera por nombrar algunos, dejaron la muestra teórica y práctica de lo que es entregarse por completo en el intento de cambiar al mundo, donde siempre unos pocos logran pisotear a muchos violando los principios más básicos de todo ser humano.

También es un hecho cierto que a muchos compatriotas les nació lo socialista y revolucionario cuando llegó el Comandante Chávez y que otros simulan serlos porque su condición de aprovechadores así se lo indica, por eso para que los primeros se distingan de los segundos deben tratar de cumplir lo dictado por los que dieron su vida por ello y seguir los consejos de los viejos luchadores sociales que nunca pactaron con la oligarquía, ni engañaron a su gente en el pasado.

No es la primera vez que le dirijo una recomendación al compatriota Mario Silva, al igual que a otros muchos luchadores sociales; esta vez quiero referirme a su afirmación de que en los últimos años el sueldo mínimo ha estado por encima de la cesta básica; la verdad es que el sueldo mínimo sigue estando muy por debajo de la sexta básica y es más, el no haberse pensado en que muchos trabajadores con muchos años laborando serían alcanzados por este, lo convierte en una injusticia que esta dejando a mucha gente desvalida y decepcionada. Otra cosa Mario, hay que reconocer como lo hizo el Comandante Chávez, que en la producción agropecuaria salimos raspados; principio fundamental que le abre paso a la especulación y al acaparamiento porque de lo contrario dónde iban a esconder la abundancia.
Sigue leyendo...

Un verdadero revolucionario y más si se considera bolivariano, debe ser objetivo y tratar en todo momento de hablar con la verdad, aunque la mentira a veces sea necesaria u ordenadas por el alto mando para tapar las ineptitudes e ineficiencias de algunos de sus integrantes. Creo como muchos que el poder comunicativo de algunos
compatriotas debe ser utilizado para concienciar al pueblo, orientarlo y defenderlo contra los intentos de marearlo por parte de los manejadores de gentes vengan de donde vengan; por eso me entristece y me desanima que en algunos grupos reales y virtuales, llenos de tanto saber y talento se nieguen a el debate de las ideas
y se mantengan pasivos y apáticos ante cualquier denuncia, proyecto o propuesta y que otros continúen pegando mensajes de todo tipo sin percibir la dispersión que causan al no permitir el seguimiento de una situación planteada que esta perturbando o pervirtiendo al proceso bolivariano.

Por que seguir tapando a los ineptos e ineficientes, vamos Mario y muchos otros con el poder comunicativo ha tomar las banderas del pueblo contra los que tienen el poder de aplicar los correctivos contra la corrupción, la especulación, el acaparamiento, la inseguridad, la basura, los huecos, la informalidad, ect., ect.,y no lo hacen, basta de conformarse con poner la denuncia y de decir que el oposicionismo tiene la culpa porque con eso estamos reconociendo que ellos siguen mandando. Lo que pasa es que muchos voceros del proceso bolivariano no tienen las bolas suficientes para exponerlo claramente y sin profundizar en la nuevas estrategias se lanzan a tirar flechas por ejemplo sobre el nuevo intento de organización que son ahora los Concejos Comunales, siguiéndole el juego a quienes
quieren endilgarles las responsabilidades que corresponden a los que dirigen las instituciones del Estado.

Sí a los mismos que acabaron con los Círculos Bolivarianos, las UBEs, patrullas, batallones, etc., etc., Los elegidos a dedo que desaprovecharon la oportunidad para mejorar la contraloría social y abrirle el camino al liderazgo popular, que sigue trabajando duro por sus regiones y que esta capacitado para ver los gazapos que
siempre meten los disfrazados, infiltrados, aprovechadores y viva la pepa que logran colarse en cargos de control, decisión o mando dentro del proceso y ahora quieren arroparse con los Concejos Comunales para resolver sus incapacidades e ineficiencias.

Por qué mejor no debatir sobre la reforma de La Ley de los Consejos Comunales, aprobada en abril del 2006, que esta llena de incongruencias y ambigüedades que denotan un interés supino en retardar o impedir la transferencia de poder a las comunidades, me explico: en el artículo 4 apartes 3 y 4, se habla del área geográfica y la base poblacional de la comunidad y se le atribuye a la Asamblea de Ciudadanos y Ciudadanas la decisión del alcance de las mismas, entonces como se podría determinar el 10 % del que se habla en el artículo 15 para legitimar una Asamblea de Ciudadanos y Ciudadanas, si no se conoce el área geográfica. Y si observamos las exigencias del resto de la ley, puede darse por descontado de que la
mayoría de los Consejos Comunales en la actualidad adolecen de toda legitimidad.

Por qué mantener al pueblo en lo etéreo y no abrir un debate para hacer realidad la transferencia de poder al pueblo, por que no proponer por ejemplo, que para evitar la anarquía y la exclusión, el CNE tome en sus manos todo lo referente a la determinación de las áreas geográficas que muy bien podían ser determinadas por cada mesa electoral o circuito electoral, que además de certificar la cercanía de sus integrantes dejaría determinado el 10 % necesario para legitimar las Asambleas de Ciudadanos y Ciudadanas, pudiendo participar en ellas todos los inscritos sin distinción de bandos y presentar ante este Poder Electoral las postulaciones para los integrantes de los necesarios Consejos Comunales.

Lo mismo pasa con los referéndum revocatorios, se sabe que la mayoría no volverá a firmar para ningún bando para no verse expuesto a la retaliación por parte de los facinerosos que no aceptan la diversidad de pensamiento y no me refiero al trabajo de Luis Tascón, que fue desvirtuado y descalificado desde el mismo gobierno cuando
debió ser aprovechado para fortalecer los cuadros de poder, decisión y mando, sino a los que las utilizaron para perseguir, descalificar o desacreditar a los que sólo actuaron de buena fe pensando que con ellas cumplían con un requisito necesario.

Porque no tomar una propuesta que salio por allí hace mucho tiempo de que los referéndums fueran automáticos, me explico, si el CNE cuando se cumple la mitad del periodo de Alcaldes y Concejales por ejemplo, llama a los ciudadanos de cada región del país a votar por el SI o el NO sobre la permanencia en el cargo de sus autoridades locales, nos ahorraríamos el tiempo y los gastos que ocasionan la
verificación de firmas y de los miedos internos.

Si seguimos ciegos a la realidad y confundimos el poder del pueblo con la aplicación de la ley estamos desvirtuando todo tipo de organización que se proponga. Para mi el alcance de los Concejos Comunales pudiera llegar hasta la denuncia de los vecinos que violan las leyes de la moral y la convivencia ciudadana pero sólo y cuando se garantice su protección y defensa y como todos sabemos eso no se cumple. Suficientes demostraciones hay de la participación de los que ejercen la ley en numerosos delitos y cuantas denuncias se han tirado a la basura por no contar con recursos para llevarla adelante o las respuestas que reciben los denunciantes cuando lo mandan a organizarse para así evadir sus responsabilidades.

Lo mismo pasará con la nueva misión de llevar la Moral y Luces a todos los rincones de la patria, esos nuevos brigadistas se verán defraudados y terminarán como otros intentos en este sentido si la aplicación y ejecución de la ley y la justicia sigue doblegándose ante el poder escondido, los amigos y compadres. Se dice que un
verdadero líder debe saber interpretar los deseos de su gente; bueno, el pueblo pide que cese la impunidad, que sean llevados a la cárcel todos los que atentaron y siguen atentando contra la Patria y su Pueblo, recordando que el silencio o hacerse el pendejo ante las denuncias e irregularidades también es un delito.

Y es aquí donde hace falta verdaderamente el Defensor del Pueblo, que para mí ha sido uno de los más ineficientes en por lo menos el castigo a los funcionarios públicos que han defraudado a la ciudadanía y su único talento ha sido su discurso ambiguo, al igual que el responsable del INDECU, que desde hace tiempo dejo de cumplir sus funciones y sólo cuando el pueblo se arrecha sale a la palestra, ya cuando los acaparadores y especuladores han sacado bastante provecho de la gente; las pruebas están a la orden del día con la cantidad de productos decomisados pero lo que más apesta es que delante de sus propios ojos los buhoneros con la azúcar y con el peso, por ejemplo, se burlan en su cara, con la misma impunidad como los grandes comerciantes que sólo reciben regaños y amenazas.

Atentamente,
Ing. Luis Díaz

Vínculos a esta publicación

What next?

You can also bookmark this post using your favorite bookmarking service:

Related Posts by Categories