Una mirada al actual escenario mundial  

0 Comentarios

Existe una creciente disputa geopolítica entre las potencias por los recursos naturales del orbe. Todo ello pone en peligro, una vez más, a la paz mundial ¿Qué rumbo puede seguir el Mercosur?

El actual escenario internacional se encuentra atravesado por varias y diversas corrientes. En primer lugar tenemos a la globalización, con su sistema financiero descontrolado, verdadera "timba" mundial; con la deslocalización de las empresas y capitales; con medios de comunicación mundializados que venden las virtudes del "pensamiento único" y de lo "políticamente correcto".

Pulsa en la Lupa para seguir leyendo:


    Si bien este proceso presenta como telón de fondo el triunfo del modo de producción capitalista y ha producido un incremento notable de la riqueza global, también ha generado niveles de desigualdad nunca vistos y grandes inequidades en el reparto de los beneficios. Dicho de otra manera: la torta crece pero las porciones, para la gran mayoría del mundo, son cada vez más pequeñas.

    La globalización además presenta un rostro que para muchos amenaza sus tradiciones, creencias y estilos de vida. Esto que es evidente en el mundo islámico, también ocurre en otros puntos del planeta generando respuestas -a veces violentas- de pueblos y naciones que no están dispuestos a someterse a los dictados de las empresas transnacionales y a la “timba” financiera.

    También puede observarse una disputa creciente por los recursos naturales que, el caso particular de Estados Unidos, ha llevado a sus dirigentes a una guerra en Medio Oriente de consecuencias catastróficas para la región y para el pueblo de Irak.

    La ambición estadounidense, sin embargo, no solamente va dirigida hacia el control de fuentes energéticas de gran importancia estratégica sino a la instalación de una red de bases militares permanentes que conviertan a Washington en actor estable de esa parte del mundo y, de esta manera, tender un cerco alrededor de China, gran potencia en ascenso.

    La vieja disputa -denominada el "Gran Juego"- que en los años previos a la Primera Guerra Mundial involucró a británicos y rusos por Asia Central, hoy se reproduce con nuevos actores entre los que debemos contar a Estados Unidos y la Rusia de Vladimir Putin. Todo ello pone en peligro, una vez más, a la paz mundial.

    América Latina está lejos de estos escenarios, pudiendo considerarse un subcontinente pacífico y parcialmente integrado. Esto, en las actuales circunstancias internacionales, es algo bueno y abre un sinfín de oportunidades que está en nuestra clase dirigente saber aprovechar.

    No se trata de pensar que no existen problemas: exclusión, pobreza, delito transnacional, destrucción del medio ambiente, narcotráfico. Si no que estos presentan desafíos muy serios a considerar. Lo que sí podemos afirmar es que estas cuestiones, graves por cierto, están muy lejos de aquéllas que hoy conmueven al mundo globalizado como se observaba para el caso de Medio Oriente.

    Nuestro Continente, por otro lado, posee una importante reserva de recursos naturales, de gran valor estratégico y que en algún momento serán imprescindibles para la humanidad; uno de ellos, el agua dulce, tarde o temprano despertará la codicia de las grandes potencias, y de nosotros, y nuestras capacidades, dependerá su uso adecuado y la defensa de los mismos.

    Sudamérica, por su historia, presenta un grado de homogeneidad que no se registra en otras partes del mundo, hecho mayor que conforma una verdadera oportunidad. Por ello resulta urgente avanzar en la integración, con el Mercosur como base de apoyo, para lograr una inserción correcta en el mundo globalizado que facilite la defensa de nuestros intereses y promueva el bienestar y la felicidad de nuestros pueblos.

    (*) Angel Pablo Tello, especialista en Relaciones Internacionales, fue viceministro de Defensa de Argentino. También fue Vicerrector de la Universidad de La Plata (UNLP). Actualmente desempeña el cargo de profesor titular de la cátedra Relaciones Internacionales y comunicación, que se dicta en la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de esa universidad.

    Por Angel P. Tello (*) | Especial para APM



Vínculos a esta publicación

What next?

You can also bookmark this post using your favorite bookmarking service:

Related Posts by Categories