Ecuador: Correa hablo del socialismo del siglo XXI  

0 Comentarios

El socialismo del siglo XXI no solo que está en construcción, sino que nunca dejará de estarlo. Este fue uno de los conceptos que el presidente ecuatoriano Rafael Correa lanzó esta semana con ocasión del foro “Socialismos del siglo XXI”, organizado por movimientos afines al Gobierno.

Pulsa en la Lupa para seguir leyendo:


    Correa, en una intervención que duró algo menos de una hora, trazó lo que para él constituye la línea ideológica de su gobierno. La matriz de la intervención del Presidente fue establecer los puntos en común que tiene el socialismo clásico, es decir el pensamiento de izquierda anclado al materialismo dialéctico, con el nuevo socialismo sobre el que dijo que no es uno sino muchos.

    Antes de anotar estas diferencias y similitudes, Correa hizo un preámbulo político. Ahí dijo, por ejemplo, que “por fin América Latina produce pensamiento propio y no acepta todo lo de afuera”.

    Para el Presidente, el surgimiento de este pensamiento se produce luego de la derrota del consenso de Washington, donde se fijó un modelo liberal para el manejo de las economías de la región.

    Según Correa, el socialismo del siglo XXI es en realidad varios socialismos. Entre estos mencionó al socialismo utópico, al socialismo andino donde ubicó a la obra del peruano Juan Carlos Mariátegui y al que lo calificó de más flexible, al socialismo cristiano donde mencionó a monseñor Leonidas Proaño, al socialismo autogestionario, al socialismo de la revolución cubana, el socialismo poético de Jorge Carrera o el socialimo crítico de Agustín Cueva.

    Luego de este preámbulo vino la parte medular del ensayo de Correa por definir al socialismo del siglo XXI.
    Dijo, por ejemplo, que a diferencia del capitalismo, en el nuevo socialismo se establece la supremacía del trabajo humano sobre el capital. “El socialismo del siglo XXI dice que todos los otros factores se subordinan al trabajo humano. En eso coincide con el socialismo clásico”, dijo.

    Luego habló de la importancia del Estado. “Reconocemos que el mercado es una realidad, pero eso no excluye la importancia de la acción colectiva que se la ejerce a través del Estado”.

    Dijo que una de las coincidencias con el socialismo clásico es la crítica al tema de los precios y el valor. “Creemos más en el valor de uso que en valor de cambio. El capitalismo paga por lo que tiene precio, el cual que es ineficiente para representar el valor. ¿Cuál es el precio de la paz o la seguridad ciudadana?”, dijo Correa y agregó que, en teoría, los precios representan el valor pero que en sociedades con una mala distribución de la riqueza eso no funciona.

    En ese punto puso un ejemplo: “Hay un cuadro que me fascina pero cuesta mil dólares y yo gano apenas 100 dólares. En cambio un ignorante que gana 20 000 paga por ese cuadro los 1 000 dólares y no sabe si está al revés o al derecho pero sí está dispuesto a pagar los mil dólares. Esos mil dólares no reflejaron el valor que tenía el cuadro para quien no pudo comprarlo, solo representa la cantidad de dólares que tenía quien lo compró”.

    En ese punto dijo que el desafío de la economía del socialismo del siglo XXI es generar valores de uso, es decir cosas que tienen la capacidad de generar bienestar humano. En esto, dijo, el Ecuador está marcando un hito en la historia económica con el proyecto de mantener bajo tierra el petróleo de la reserva Yasuní financiado por países interesados en la conservación del medio ambiente.

    Otro aspecto coincidente con el clásico es el énfasis en la justicia social. Marx y Engles ya criticaron la explotación humana y esa lectura es válida para nosotros que vivimos en la región más inequitativa del mundo. El neoliberalismo exacerbó esa diferencia, dijo.

    Las diferencias

    El socialismo clásico era dogmático mientras que el socialismo del siglo XXI admite que la lucha de clases no es la explicación a todo fenómeno social.

    En la teoría clásica se hablabade la estatización de todos los medios de producción, mientras que en el socialismo moderno se busca la democratización de esos medios y de la estatización únicamente de los estratégicos.
    El socialismo del siglo XXI, según Correa, agrega nuevas formas de propiedad como el cooperativismo y la asociatividad.

    Correa señaló como un errordel socialismo clásico el haber tenido un mismo concepto de desarrollo que el capitalismo. La URSS siempre compitió industrialmente con los EE.UU. No definió el concepto de desarrollo del nuevo socialismo.

    No pueden haber modelos, comopretendía el socialismo clásico. Según Correa el socialismo en un país caribeño como Venezuela siempre será distinto al de un país con clima templado como Chile.
    http://www.elcomercio.com

Vínculos a esta publicación

What next?

You can also bookmark this post using your favorite bookmarking service:

Related Posts by Categories